¿Tiene facturas impagadas de varios clientes?, Reclámelas con la TARIFA PLANA COBRATIS

re

re

El Estado y la gran banca tendrán que vender deuda por 324.000 millones en 2014

08 de Enero de 2014

Los círculos de la liquidez vuelven a funcionar con la llegada en los últimos meses de dinero extranjero tanto a la deuda pública como a la privada. El Tesoro incluso captó en deuda a medio y largo plazo 6.040 millones de más el año pasado: se hizo en total con 127.343 millones. Yeso que todavía le quedan dos subastas de bonos y obligaciones: una el día 9 y otra el 16.

El organismo que dirige Íñigo Fernández de Mesa debe hacer frente en 2014 a vencimientos por más de 150.000 millones y además tiene que financiar el déficit público, que debe rebajarse hasta el 5,8% del PIB desde el 6,7% estimado a cierre del pasado año.

Las tres grandes agencias de calificación –Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch– han dado muestras de apoyo a España, al mejorarle la perspectiva hasta estable desde negativa. Los inversores extranjeros han vuelto de lleno en la deuda pública española, lo que ha permitido bajar la rentabilidad del bono español a 10 años al 3,90%, entorno de mínimos desde abril de 2010. Los bonos a dos y cinco años rondan niveles nunca vistos –por lo bajos– con respectivas rentabilidades del 1,15% y del 2,45%. La prima española se sitúa además en niveles de mayo de 2011 y algunos expertos vaticinan mejoras adicionales en el futuro inmediato, que la dejarían en los 150 puntos básicos.

“Las compras de deuda española por parte de inversores en la recta final de 2013 compensaron las ventas de la banca española, que soltaron lastre, temerosas de que el BCE penalice un exceso de renta fija soberana en sus balances”, explican fuentes financieras. Los últimos datos publicados por el Tesoro revelan que los inversores foráneos tenían deuda estatal por 273.172 millones de euros en su cartera registrada –que incluye la deuda a vencimiento ajustada por operaciones temporales–, niveles máximos desde diciembre de 2011.